BID plantea apoyar la transformación institucional y productiva de Paraguay

398

El directorio Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha aprobado una nueva estrategia de trabajo con Paraguay para el período 2019 – 2023, que plantea apoyar la transformación institucional y productiva del país bajo criterios de sostenibilidad, equidad e inclusión económica y social.

Esta estrategia informó el BID es un acuerdo de colaboración entre Paraguay y la institución bancaria para los próximos cinco años, que complementa y se alinea con el Plan Nacional de Desarrollo del Paraguay 2030 y con las prioridades del país.

El BID sostiene que el Paraguay ha sido una de las economías de mayor crecimiento en América Latina y el Caribe durante los últimos 15 años, con una tasa promedio del 4.5%, y ha avanzado en la reducción de la pobreza, pero las ganancias económicas deben aún traducirse en mayor productividad y beneficios más amplios para toda la población.

En este sentido, la estrategia aborda los desafíos que restringen el potencial productivo y generan brechas de bienestar, que afectan desproporcionalmente a mujeres y grupos indígenas.

La estrategia prioriza cuatro áreas: la Gestión Pública e Instituciones, la Integración y Diversificación, la Infraestructura Productiva y Resiliente, y el Capital Humano y Condiciones de Vida; y cuatro áreas transversales: las Poblaciones Vulnerables, la Sostenibilidad del Capital Natural, el Desarrollo Urbano, y la Innovación y Tecnología.

El ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que es importante materializar la estrategia país con el BID para los próximos 5 años. “Esto marca una hoja de ruta de acciones en áreas prioritarias que el Gobierno planea atender con la ayuda del banco. Este instrumento se constituye en una reafirmación de las buenas relaciones que históricamente han mantenido el Paraguay y el BID a lo largo de los años”, sostuvo.

Acciones

En relación a la Gestión Pública e Instituciones, el BID trabajará con el país para fortalecer las capacidades de la gestión pública, con énfasis en la capacidad del servicio civil; mejorar los sistemas de información, auditoría y transparencia; potenciar marcos regulatorios favorables para la participación del sector privado en la inversión pública, incluyendo mediante alianzas público-privadas e incrementar la eficiencia y efectividad en la gestión de los recursos públicos.

Respecto a la Integración y Diversificación, el BID trabajará con el país para buscar una mayor complejidad económica en la canasta exportadora, desarrollando nuevos sectores de exportación; mejorar la eficiencia y el alcance de la intermediación financiera y de los mercados de capitales; y promover la innovación financiera bajo un enfoque de acceso a financiamiento a largo plazo.

En cuanto al área de Infraestructura Productiva, el BID trabajará con el país para fortalecer la gobernanza, marcos regulatorios y capacidades de las instituciones del sector y desarrollar infraestructura sostenible y resiliente al cambio climático en los subsectores de transporte vial, conectividad de banda ancha, agua potable y saneamiento, y energía atendiendo las deficiencias entransmisión y distribución eléctrica y promoviendo la energía renovable no convencional.

Asimismo, el BID trabajará con el país en el área de capital humano y condiciones de vida para mejorar la cobertura y la calidad de la oferta educativa y de formación laboral, fortalecerla cobertura y calidad de los servicios de salud, particularmente la atención primaria y robustecerlas capacidades institucionales en educación, salud y capacitación laboral.