Unas 96 instituciones educativas inscriptas en el concurso “Pará-na los criaderos”

345

En total, 96 escuelas y colegios de varios distritos de Alto Paraná se inscribieron al concurso “Pará-na los criaderos”, que tiene como propósito convertir a niños y jóvenes en agentes de cambio en sus comunidades para combatir al Dengue.

Este concurso está dirigido exclusivamente a escuelas y colegios del décimo departamento del país, de manera a que la comunidad educativa colabore en la eliminación de criaderos del mosquito Aedes h transmisor de Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla.

Participan en este certamen las instituciones educativas públicas y privadas del nivel inicial, educación escolar básica y nivel medio. El concurso forma parte de las actividades de la campaña antidengue “Pará-na los criaderos”, que se inició en abril pasado, impulsada por la ITAIPU Binacional y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, en cooperación con la Fundación Tesãi y el Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (SENEPA).

La etapa de supervisión de las instituciones educativas participantes del concurso se extiende hasta el 21 de junio próximo. El 1 de julio se dará a conocer a los ganadores. Se premiará a cinco escuelas que obtengan los mejores puntajes en la etapa de evaluación. Los premios van desde menciones honoríficas hasta equipamientos para las instituciones educativas, por valor de G. 25 millones (primer puesto); G. 15 millones (segundo) y 10 millones (tercero).

Responsables de la campaña resaltaron que brindar información a estudiantes y docentes sobre los criaderos y cómo eliminarlos, son acciones importantes para lograr los resultados esperados. En el marco del concurso, se visitarán las escuelas y los colegios para la inspección de potenciales criaderos y se realizarán charlas educativas.

“Pará-na los criaderos” pretende eliminar drásticamente las fuentes de propagación del mosquito transmisor del Dengue en Alto Paraná, para lo cual, diariamente, las brigadas realizan trabajos en los diferentes distritos, como rastrillajes, que incluyen movilización, transporte y logística; el retiro y la eliminación de criaderos, además de bloqueos químicos (con insecticidas) en recipientes que puedan contener larvas del mosquito Aedes aegypti.