Ministro del MAG espera mayores beneficios con el acuerdo con China

97

El ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi espera que el Mercosur pueda llegar a un acuerdo con China, lo que posibilitaría el envío de una amplia gama de alimentos, principalmente la carne.

“Estamos detrás del acuerdo entre China y el Mercosur, en mayo pasado había participado en una reunión de ministros de Agricultura donde firmamos el pedido justamente para poder reunirnos con el ministro de Agricultura de China en noviembre en el marco de una feria importante que se realiza allá”, detalló durante la inauguración de la modernización de la planta alcoholera de Petropar, en Guairá.

Lichi expresó su deseo de que pueda concretarse el referido encuentro, al tiempo de señalar que hasta el momento todo lo solicitado por el Mercosur, China lo está aprobando. “Ellos están facilitando todos esos acuerdos, lo que indica que próximamente China estará firmando el acuerdo con el Mercosur”, remarcó.

Explicó que en caso de darse el acuerdo, Paraguay podrá llegar como bloque regional al gigante asiático, en lugar de negociar de forma bilateral.

A criterio del secretario de Estado, uno de los más beneficiados sería el sector cárnico, debido a que China es el mayor importador de alimentos y país sudamericano se destaca por la calidad de este producto.

“Es uno de los mercados más importantes que tienen nuestros países vecinos como Brasil y Argentina, es decir ellos están apostando fuertemente a China. También productos como grano, soja, arroz que podríamos estar llevando hacia ahí”, agregó.

Nuevos mercados para la carne

Asimismo el ministro de Agricultura espera que este año pueda darse la habilitación al mercado de Estados Unidos para la carne paraguaya al igual que Turquía.

Sobre este punto aseguró que se cuenta con “bastante” producción y muy buena calidad para responder a estos exigentes mercados.

Por otro lado, el alto funcionario estatal se refirió al aumento del 4 por ciento del hato ganadero que se dio el año pasado, que permitirá asumir mayores compromisos para los mercados internacionales.

“Era un tema de preocupación de este Gobierno que el hato ganadero estaba disminuyendo cada año y eso era un peligro, ya que en cinco o diez años podíamos quedarnos sin posibilidades de exportar, ya que no íbamos a tener los suficientes animales”, explicó finalmente.